El Gran libro de las Marcas fue una recopilación de envoltorios, envases, publicidades y avisos sobre muchos productos: golosinas, galletitas, chocolates, alimentos, bebidas, medicamentos, productos de limpieza, cosmética, perfumería, higiene, etc. Lo comencé en 2002 y lo terminé en 2006. Llegamos al 2012 y, 10 años después, y con las posibilidades de interacción de la actualidad, decidí retomar las colecciones para agrandarla aún mas. Con el propósito de compartir los logros realizados en esa vieja y en esta nueva etapa, se crea este blog. También será el canal de comunicación para todos los que se ofrezcan a vender cosas que ustedes tengan, y así agrandar la colección. Saludos y ojalá que lo disfruten!

martes, 21 de febrero de 2017

Ahorros del Ayer (2002)


Nunca mejor dicho la expresión "No dejes para mañana lo que podés ahorrar hoy"! En el abrasador verano de 2002 por sólo 100 pesos podías comprarte 1 caja con 25 helados de crema, 1 balde de 3 litros de helado (con 3 sabores distintos), 1 caja con 35 helados palito bombón, 1 docena de facturas y hasta la primer cuota para la instalación de GNC para tu auto... no te alcanza para todo? No hay problema porque también aceptan Patacones, Ticket Canasta y Lecop...  

domingo, 19 de febrero de 2017

Algo dulce en el aire (1954)


Las marcas siempre buscan prenderse a lo exitoso del momento para hacer llegar su producto y elevar sus ventas. Lo hicieron durante años con los medios gráficos, la televisión y el cine, y ahora se van metiendo sin miedo hacia la publicidad en redes sociales varias. Pero mucho antes que todo eso el mejor sitio para publicitar para una marca era ser sponsor de un programa de radio, la vedette de los primeros años del siglo XX. Existieron ciclos que directamente tenían el nombre del producto o bien algunos que estaban allí presentes acompañando el éxito pero sin aparecer en el título. Los riquísimos y aún existentes chocolates Suchard auspiciaban en 1954 un radioteatro llamado Qué Mundo de Juguete, escrito por Abel Santa Cruz. En el nombre del programa figuraba la identificación de la emisora, pero no de los chocolates. Muy curiosamente existió en 1974 una tira con ese nombre, la cual era una adaptación de Papá Corazón, aquella historia del 73 también escrita por Abel Santa Cruz. Pero de seguro las generaciones más jóvenes ignoran todo esto pero sí se acuerdan de Carita de ángel, una tira del 2000 que era la adaptación de Mundo de Juguete. Y luego vinieron más y más reversiones de la misma historia argentamexicana: Papai Coraçao de Brasil (1976), Mundo de Muñeca de Argentina (1986), Papá del Corazón del Paraguay (2008) y Carinha de Anjo nuevamente de Brasil en 2016. Toda una intrincada maraña de títulos y adaptaciones internacionales que nos demuestran que la idea de “adquirir formatos” viene de hace décadas. También nos demuestra que a pesar de tantos años transcurridos el logo de Suchard permanece bastante similar al actual (luego de haber tenido "modernizaciones" durante los 80 y 90), aunque el sabor de sus chocolates y alfajores tal vez no sea el de antes. Así y todo, siguen siendo una muy buena opción de las que produce actualmente Mondelez.

sábado, 18 de febrero de 2017

Porque te cuido te protejo (1974)


El mercado se ha diversificado tanto que casi no hay productos con múltiples funciones. Todo se ha tratado de separar para que sea más difícil comprar un solo producto. Sin embargo aún persisten productos estilo WD40 para más de un uso. El caso de hoy es la legendaria crema Sapolan de Ferrini. También se le puede denominar sólo Sapolan o SapolanFerrini, así todo junto. Como sea, se sabe de qué se está hablando: una crema argentina que existe desde 1935 y desde su nacimiento conserva su principal característica de tener múltiples aplicaciones relacionadas con “protección”. Dentro de esa protección podían encuadrarse quemaduras, ampollas, picazón, picaduras, alergias, temperaturas extremas, etc. Como podemos ver tanto en la primera publicidad de 1974 como en la segunda de 2005, Sapolan era capaz de proteger tanto contra el frío como con los calores veraniegos. Con el paso de los años esta crema de Ferrini dejó de ser de presentación única e incluyó otros modernos ingredientes como aloe vera, aceite de zanahoria, caléndula y hasta función autobronceante. Sin embargo, la fórmula imbatible siempre ha sido su crema clásica, con su envase y colores albicelestes inconfundibles en sus 82 años de vida. El éxito de su composición se debe a sus tres ingredientes principales: vaselina (que retrasa la pérdida de agua), cera de abejas (el componente protector principal) y lanolina, que junto con la vaselina ayudan a evitar el envejecimiento atrapando humedad. Laboratorios Ferrini existe desde 1896 y no sólo fabrica a Sapolan (su marca estrella) sino que también produce bronceadores, cremas de ordeñe, desmaquillantes, cremas hidratantes, geles de limpieza, exfoliantes, cremas anti-age, correctores de ojeras, cremas depiladoras y repelentes. A pesar de sus constantes actividades, para la mayoría de los mortales se trata de una marca retro, que ya no existe. Ocurrió una vez una pequeña anécdota sobre eso: hace 10 años Marcelo Tinelli en su Bailando-Patinando se dedicaba a gastar a Jorge Lafauci por sus comentarios antiguos. Tinelli entonces se dedicaba a presentar al jurado mencionando marcas en su mayoría ya inexistentes. Un día se le ocurrió nombrar a Sapolan y la empresa en consecuencia le envió una gran cantidad de cajas de la crema de cortesía. Varios años después se seguía quejando que no logró terminarse toda la crema que le mandaron. Sin embargo, a pesar de las buenas intenciones de los laboratorios Ferrini, esta marca sigue sonando a algo de otra época. Inclusive eso se presintió cuando eligieron un slogan para lanzarse a las redes sociales: “Yo me hago fan de las cremas Sapolan”, una frase que pareciera ser de un jingle de los 70. No importa. Sapolan sigue insistiendo para volver a tener el esplendor de antaño. Ese tipo de convicciones probablemente les permita seguir existiendo por muchos años más. Siempre que aparezca alguna quemadura por no usar Rayito de Sol o alguna irritación que el Caladryl no calme, Sapolan va a estar ahí.

lunes, 13 de febrero de 2017

Pare de Sufrir el Rating



Felicitamos a Telefe por continuar imbatible en su primer puesto gracias a seguir apostando al género que explota desde el año pasado: la ficción bíblica. Quien iba a decir que quienes les iban a salvar las papas a los del canal de las pelotitas iban a ser… los de la Iglesia Universal! Muchos no lo saben, pero este tipo de producciones cuentan con financiamiento de esta inefable Iglesia tan presente en nuestras madrugadas desde hace años. De esta forma la sigla de Telefe puede significar otra cosa además de Television Federal. En una publicación de este bizarro templo de Enero de 2017 aparece una publicidad encubierta sobre la película de Moisés y los Diez Mandamientos, y en su propia tapa se encarga de aclarar que tiene presencia en gran parte de los canales de aire con su mensaje de salvación (Magnetto ateo!). Así que ya lo saben: si siguen viendo este tipo de inocentes coproducciones brasileras, a lo mejor sin darse cuenta van a terminar queriendo tocar el manto de la salvación en su Iglesia Universal más cercana…

Una Guía para Borocotear


Cris Mad nos ha enviado un curioso hallazgo que combina el mundo publicitario con el extenso universo del VHS: se trata de la Guía Feliz para el Primer Año de Vida de Mastellone, presentada por los doctores Eduardo y Alejandro Lorenzo Borocotó. Se presume que este video data de 1994 o 1995, ya que por esos mismos años este doctor que se terminó ganando su mala fama en el terreno político realizó comerciales para la firma La Serenísima. Además recién en el 96 Mastellone haría su famosa sociedad con Danone, que aún persiste, y haría que sus postres y yogures no se anuncien junto a sus leches. Eso aún no pasaba y podemos ver en la contratapa del vhs gran parte de las marcas de La Serenísima juntas: Casanto, Ser, Serenito, Granja Iris, Cindor y las desaparecidas Festy Bon y García. Este queso definitivamente pasó a la historia luego de que Casancrem se convirtiera en un producto tan exitoso y conocido. Viendo sus auspiciantes… ¿se habrán animado estos doctores a decir que antes que la leche de fórmula lo mejor para el crecimiento de un niño es la leche materna? 

domingo, 12 de febrero de 2017

El Arco Iris hecho chupetín


Chupetín argentino con nombre y apellido hay uno sólo: el Pico Dulce. Arcor fabrica toneladas de chupetines sin nombre, pero no logró un lugar de privilegio como el antes nombrado. Hablar de la historia de la mítica golosina Pico Dulce es hablar de su fabricante, Lheritier. Esta empresa tan conocida en el mundo de los chupetines nació en 1896, y a pesar de su pila de años ha sido capaz de captar siempre la atención en la juventud. Su nombre deriva de uno de sus fundadores, Juan María Lheritier, quien hace 121 años fundó la empresa junto a Don Juan Orsi en San Carlos Norte, provincia de Santa Fe. Para 1919 la empresa pasa a ser de la totalidad de Lheritier y se va especializando en la fabricación de caramelos de fruta y leche. En 1958 apuestan fuertemente a la modernización de su planta y traen de Europa una gran cantidad de máquinas que los hace ingresar a su más exitoso negocio: los tan queridos chupetines. En ese fructífero momento nace el tan querido Pico Dulce, y empieza a crearse el mito de su sabor y cómo está hecho. Justamente la imagen de la izquierda hace referencia a un concurso realizado por Lheritier a fines de los años 60, donde justamente se preguntaba cuántos gustos podía llegar a tener este retorcido chupetín. Para aquél entonces Lheritier le daba paso a nuevos productos y empieza a ser conocido por la fabricación de turrones y confituras, productos navideños que hasta la actualidad siguen produciendo. En 1984 se quedarían con la marca Bessone (fabricantes de pan dulce, café, malta y budines) también de Santa Fe, y pasarían a engrosar sus filas de empleados hasta llegar a los 450. Su situación de bonanza económica se vería amenazada durante los años 90, donde les tocaría pelear con las grandes multinacionales que se quedaron con una gran cantidad de marcas argentinas. Lheritier logró resistir esa etapa, pero salió bastante malherido: para el año 2000 debe presentarse a convocatoria de acreedores. Hasta ese momento además de su fábrica de chupetines y caramelos y Bessone, era dueña de Industrias Lácteas, Lexográfica del Plata y Autoservicio La Jirafa. Nuevamente Lheritier logra salir a flote, incluso evitando ser comprados por Arcor, que durante los años 2000 tuvo en mente quedarse con los fabricantes de Pico Dulce e inclusive con Fel Fort. Tras una rápida recuperación (vendiendo sus empresas lecheras) respondieron a un pedido constante del mundo kisoquero: que Pico Dulce viniera también en formato caramelo. Hace su llegada entonces este simpático caramelo duro que sigue vigente en el mercado. Lheritier se animó un poco más y para el mundial de Alemania 2006 sacó una edición especial celeste y blanca, con sabor mentol. Por primera vez en décadas aparecía un Pico Dulce con un sabor distinto al multicolor que estábamos acostumbrados. Al año saldría la variedad de la foto de la derecha: Pico Dulce con Chips, el cual también se lo vio en formato caramelo. Luego aparecería el Pico Dulce Night, con sabor guaraná. Estos sabores especiales tuvieron su época de esplendor pero luego se esfumaron más temprano que tarde: lo que sí se sigue fabricando es el Pico Dulce caramelo, al que se le sumó la variedad masticable. Es que el sabor tradicional es un éxito imbatible: es el que cautivó a los niños en los años 50 y lo sigue haciendo con los complicados adolescentes actuales. Indirectamente es EL chupetín indicado para toda chica que no quiere abandonar su período de niñez pero quiere entrar también en el mundo sexy, es el chupetín que suena moderno para niños pero que un grandulón también puede comprar con gusto. Es un chupetín para todas las edades y épocas, no tiene un solo tipo de consumidor. No por nada es un sabor que en estos últimos años fue replicado en heladerías (de manera no oficial) y hasta tiene desde 2015 su versión de jugo en polvo y desde 2016 unos curiosos caramelos que quieren pelearle a los Palitos de la Selva. Pico Dulce es un acierto atemporal, y aunque haya abandonado su período multifacético, es más que seguro que el sabor colorido clásico seguirá cautivando como siempre. Y para terminar no olvidemos otras marcas de Lheritier que no tendrán el glamour del Pico Argentino (nada que ver con el chileno) pero triunfan también: los mini chupetincitos Baby Doll, el gigantesco Chupetón (ideal para quien se quiere disfrazar de Chilindrina), los chupetines con forma de pato o pájaro, la Bola Loca por donde se sopla y hace ruido, el simpático Pito Pito, los chupetines de clubes de fútbol (Boca, River, San Lorenzo y Racing) y hasta una curiosa barra imitación del Mantecol.  

sábado, 11 de febrero de 2017

Nos Vamos Poniendo Tecno

Debido al éxito del posteo hecho hace un mes sobre elementos de computación de los años 90, hemos preparado una selección aún más antigua: nos trasladamos a los toscos y tétricos primeros años 80. Estos avisos son de 1982 y 1983, una época donde la informática realmente estaba limitada a los más entendidos y ni se soñaba con la explosión que se iba a tener en apenas unos años después. Aquí no sólo hay computadoras sino también otros bizarros aparatos de la época, y principalmente teléfonos. Esos elementos de oficina que violentamente han sido relegados al olvido detrás de los actuales futuristas celulares. No había internet y los cd’s recién se habían inventado, pero le faltaba bastante para darse a conocer masivamente. Todo tenía aún un toque setentoso en su diseño y estética. Aparatos grandes y, comparándolos con el presente, muy poco rendidores y complicados de entender. Pero que definitivamente fueron el puntal para todos los chiches que tenemos a nuestro alcance ahora.  

Esta época es el inicio de empresas como Apple y Microsoft, y la consolidación de otras como IBM o hasta las Coleco… pero alguien se acuerda de Bull? Esta empresa que tenía un frondoso árbol de logo se jactaba que desde los años 30 ya estaba en el país brindando servicios informáticos. No sólo ofrecía los fierros sino también brindaba cursos de especialización. Actualmente Bull sigue existiendo y viviendo del mismo rubro: supercomputadoras, servidores, software, etc.

Si hacía falta ir de shopping para adquirir algún aparato informático no existía ni Compumundo, Musimundo, Naldo o ninguna de ésas. Había que ir a sitios como éste Centro de Integral de Minicomputación, y así poder adquirir las netbooks de la época: una Texas, una HP o una Apple. Un aviso muy formal y centrado sólo en el producto, pero de seguro con una mejor atención que los actuales sitios de informática.

Para mí ese logo de Nec es sinónimo de un televisor Philco que tuvo mi familia durante años, comprado especialmente para ver el mundial ’78. Pero como ven también estaba presente en muchos otros sitios por medio de sus modernos teléfonos, una especie de transición entre el clásico modelo de disco y las teclas con funciones tipo fax. Hoy un aparato así debe estar lleno de tierra o en algún museo, pero tal vez se escuche mejor para hablar que un celular modelo 2017…

Hace muchos años que el mundo de la computación no ofrece sorpresas en cuanto a empresas novedosas o exitosas efímeramente. Hace fácil 25 años que están las mismas. A principios de los 80 esto todavía no estaba esclarecido y ni siquiera el lenguaje entre cada publicidad es la misma. En este aviso se utilizaba el término “computadores” y se anunciaba a Radio Shack… los microcomputadores más vendidos de EEUU! Hoy su presente es levemente diferente: es una marca que sigue existiendo en EEUU y México, pero se dedica al a venta de artículos electrónicos (sobre todo celulares Sprint) y no más al a fabricación.

Ese pendrive que tenés en tu escritorio, enchufado a tu pc o colgando de tu mochila o como llavero… tiene mucha más capacidad que estos gigantescos archiveros! Estos armatostes servían para guardar tanto formularios continuos como medios magnéticos. A pesar de lo anacrónico de una cosa así ahora, algo conecta este aviso con la actualidad: la curiosa manera de meter puntos en su descripción… no parece que están puestos donde no corresponden?

En San Juan las primeras fotocopiadoras llegaron en 1982 y sólo estaban disponibles en Universidades. Apenas 5 años después ya abundaban los centros de copiado en cada esquina. Mientras se estaba gestando todo esto, en Buenos Aires Sharp (con un logo que sigue resultando fresco y moderno para la actualidad) ofrecía sus flamantes modelos que eran capaces de copiar a distintos tamaños, una locura! El ojo puede engañarnos y hacernos creer que parecen fotocopiadoras de escritorio, como multifunciones… pero con unos comodísimos 32 kilos de peso!!

Volvemos a encontrarnos con un modelo nombrado en la casa de informática del segundo aviso: la TI – 99/4A, anunciada constantemente como “microcomputador”. Algo que si lo ve un chico sólo le parece un pedazo de computadora era en realidad una moderna herramienta que podía hacer genialidades como controlar el presupuesto familiar o ayudar en el aprendizaje de los niños. Se entiende por qué marcó récords de ventas en el país…

Aún faltaban muchos años para la desaparición de Entel, así que era común que fuera nombrada en publicidades como ésta. La Red Telex de ese entonces debía estar protegida con una Caja de Protección. Hace su aparición entonces el nombre Tecsel, una caja de protección compatible con las marcas de teleimpresoras de esa época… y estaba homologada por Entel!

Una analogía que nunca se nos hubiera ocurrido: mezclar whisky con cintas magnéticas. Ésa fue la forma que Scoth (sí los de la cinta adhesiva!) y 3M idearon para publicitar sus productos. Dos marcas perfectamente conocidas y vigentes vendiendo productos ya olvidados y antiguos, como los gigantes disquettes y los entrañables casettes, dispersos en algo que parece un montículo de basura…

Muchos monitores apuntando a muchas direcciones, ideal para generar miedo o al menos crear un ambiente bien tétrico, dando el aspecto de avanzar lentamente hacia uno, deseosos de atacarnos y gestar la ansiada Rebelión de las Máquinas. Ideal para un museo o para grabar un videoclip con estilo retro. A NCR no le alcanzaron sus 99 años de existencia para poder predecir el futuro: ni sus modelos de computadoras se volvieron el futuro de la “sistematización” ni UNIX se volvió el estándar de la informática. Seguimos atados al tirano de Gates…

¿Quién dijo que no se puede hacer arte con algo tan poco estético como una placa de teléfonos antigua? Un lindo efecto crearon los de Siemens, a quienes podemos decirles que su slogan sigue vigente a pesar de tantos años…

Faltaban décadas para que los celulares dominaran nuestras vidas y mentes, pero este teléfono Opus 20 ya ofrecía una gran cantidad de chiches que los actuales smartphones siguieron perfeccionando:  Manos Libres (!), varios tonos para llamadas, asignarle funciones especiales a las teclas, identificador de llamadas (anunciaba la profesión), etc. Ideal para jugar a ser el jefe ofuscado o testarudo de cualquier dibujo animado, serie o película, y apretar botones a lo loco…

Una nueva tienda de informática, esta vez con un nombre compatible con estos años: CompuShop. Vuelven a ofrecernos por tercera vez la compu de Texas pero esta vez con monitor, para que de una vez por todas dejemos tranquilas a nuestras madres con su tv. También ofrecían muebles para pc’s  y los dichosos “medios magnéticos” (qué rebuscada forma de hablar de disquettes!). Yo me quedo acá, lo compro todo en cuotas con mi Argencard!

No es la tapa de un disco de Serú Girán o Miguel Mateos-Zas, es una publicidad de NBG Systems (y su tétrico marcianito) donde además de una genial pintura vemos escondidos logos como los de Maxell o HP, que siguen siendo actuales a pesar de los casi 35 años que pasaron…

Como lo dijimos antes, el Internet era un sueño faraónico, pero aún así ya se utilizaba al planeta Tierra para hablar de algo más que voz. Esos “datos” que se mencionan se convirtieron en sinónimo de nuestro tan querido Internet y la Tierra se volvió el logo genérico de cualquier navegador de la web. Todos unos adelantados estos de... Northern Telecom? Si, ellos también predijeron con ese nombre la llegada de las privatizaciones!

Damos fin a esta tecnosección para no olvidarnos que detrás de tanto aparatoso mundo hay personas, seres humanos con corazón y empatía. Gente que a pesar de su frialdad técnica no puede escapar a los fenómenos sociales de la época. Es así como encontramos esta (a su manera) emotiva editorial que hace referencia a la vuelta de la Democracia en 1983… los nerds también son seres con sentimientos! 

viernes, 10 de febrero de 2017

No llores más muchacha...


El pasado 8 de febrero se cumplieron 5 años de la muerte de Luis Alberto Spinetta. Con un poco de atraso lo recordamos con esta marca de mayonesa que tranquilamente podría haber sido el título de una de sus canciones...

lunes, 6 de febrero de 2017

Helados dulces pero salados



Entre tantas marcas de helados que hemos nombrado, hay una que se nos ha pasado por alto. Una de esas marcas ultrarecontraremil premium, y que increíblemente sobreviven hasta el día de hoy: la cadena argentina de helados Freddo nació en Argentina en 1969 luego de la fusión de dos emprendimientos de emigrantes italianos: por un lado el de Salvador Guarracino (heladerías Persicco) y por el otro un negocio de frutas y verduras de su suegro Luis Aversa, llamado Frutticino. La base de su éxito residía en ofrecer la máxima calidad y a un precio que estuviera a la altura de esa calidad. Ubicándose en los sitios de mayor poder adquisitivo de Buenos Aires consiguieron un crecimiento sostenido pero muy lento: recién en los años 90 comenzó su violenta expansión hacia otras partes del país y el mundo. Esto fue debido a la llegada de los hijos de los fundadores a la empresa: Luis y Pablo Aversa y Juan, Luis y Salvador Guarracino. Rápidamente llegaron a Punta del Este y a Chile, pero también supieron extenderse hacia fines de los 90 hacia Miami. La primer foto corresponde a este período de tanto glamour (1998). Ya por esos años contaban con 37 sucursales y la constante seducción por parte de multinacionales interesadas en adquirir ese fructífero negocio. Una de ellas fue Unilever, pero la que realmente se quedó con la compañía fue el Grupo Exxel, los cuales expandieron la marca hacia sitios improvisados pero le quitaron futuro: Freddo comenzó a endeudarse y luego de la crisis de 2001 atravesó duros momentos que llevaron a que sus efímeros dueños fueran los del Banco Galicia, ya que justamente eran a quienes más se le adeudaba. A partir de 2004 Freddo queda en manos de sus actuales dueños (el Grupo Pegasus, un fondo de inversión también dueño de Farmacity), renueva totalmente su imagen y arranca de a poco a recuperarse. Suma los servicios de cafetería y postres tibios para permanecer competitivos durante el período invernal, además de contar con Wi-Fi en sus locales. La segunda foto corresponde al año 2011. Al igual que las comentadas hace unos días, Freddo también supo organizar estos "espontáneos" eventos donde una gran cantidad de famosos se reunía porque si a comer helado, quién sabe si regalado o no. Las últimas fotos corresponden al local que supo tener Freddo por unos años en San Juan (entre 2011 y 2015, actualmente funciona un local de Havanna allí) con todos los elementos que caracterizan a la franquicia: algunos platos salados, batidos, sundaes, desayunos,  helados con nombre de algún producto famoso (como el helado Chocolinas) y su apagado pero elegante color celeste por todos lados. Personalmente me resultó una buena marca de helados, pero tampoco me resultaron nada del otro mundo como para justificar pagar tanto. Varias heladerías de las ya nombradas en esta página valían bastante menos y su calidad era muy similar. Freddo me resultó simplemente como una curiosidad del momento, pero nada más. Igualmente cuenta en la actualidad con alrededor de 180 locales (80 de ellos fuera del país, en donde se hacen llamar Freggo, 2 de ellos los administró sin éxito la cadena Häagen-Dazs) y siguen soñando con conquistar EEUU y franquiciar en el resto de América Latina. Obviamente la idea de bajar los precios adecuados al resto de las heladerías jamás figurará entre sus planes...

domingo, 5 de febrero de 2017

Recuerdos freezados


En Buenos Aires se los conoce como Naranjú, pero en San Juan la marca que desde siempre fabricó juguitos (y se volvió un genérico de ellos) es Minyo. Esta empresa sanjuanina actualmente fabrica tanto el tradicional juguito congelado como su marca estrella como la variedad Pepito, la cual también es una marca de jugos bebibles. La fábrica que hace estos manjares para chicos se llama, justamente, La Fábrica SRL. Pero no sólo fabrican estos dos productos sino también producen a Obvio, una marca de alfajores y galletitas. También supieron fabricar en una época jugos concentrados para diluir llamados Pulp's (supuestamente tenían pulpa de fruta real) pero hace rato que ya no se los ve más. Cuando el año pasado habíamos comentado la llegada del curioso alfajor de colores Obvio, aún La Fábrica SRL no tenía ni web o dirección en redes sociales. Hoy ya se ha adaptado a todo eso pero sigue sin informar sobre su historia, su fundación, su crecimiento, por qué tiene una especie de perrito con miedo de logo... todo eso sigue siendo un misterio. Pasan las crisis y el jugo Minyo se le pierde de vista, pero siempre se siguen produciendo. Tal vez en Buenos Aires mucho no se los conozca, pero en otras partes del país si supieron verse de vez en cuando. Su sabor tremendamente artificial y dulce pero cautivante se hizo querer durante años. Sin necesidad de grandes premios o promociones Minyo supo apelar durante años a un sistema muy efectivo: adentro del paquete podía aparecerte la frase "Te ganaste otro juguito!". Con esa sencillez, supieron ganarse una grandísima cantidad de consumidores. Sabores hubieron muchos: frutilla (rojo), banana (verde), chicle (rosado), anana (amarillo), tutti frutti (celeste), etc pero todos tenían un sabor-base que los hacía irresistibles a todos por igual. Al igual que su colega porteño, primero supo venir con un envoltorio simple y luego se duplicó, para evitar que el contacto con las bacterias del exterior fuera muy alevoso. Todo el que ha tomado este tipo de jugos le pasó cosas similares: se lastimó la comisura de los labios sacándoselo rápido de la boca, esperó a que se derritiera un poco para tomar casi azúcar líquido, jugó corriendo y trotando con el juguito sostenido con los dientes (haciendo que eso muchas veces descuidara el mirar para adelante), pegarle a alguien si estaba en el punto perfecto de congelación, inflarlo vacío para tratar de hacerlo explotar, encontrarse un envoltorio viejo pegoteado dentro de un bolsillo, abajo de una zapatilla, etc...  Su precio fue variando con el paso de las décadas pero siempre fue una golosina ultra económica. Eso hizo que se ganara el triste mote de "golosina para pobres" pero en el fondo no hubo niño que no lo quisiera tomar. Tampoco se caracterizó por anunciarse en muchos sitios, el boca a boca era suficiente para subsistir. Sin embargo, durante los 90 lanzaron una publicidad que aún recuerdan muchos, donde lograron instalar una frase popular: "Indio querer más Minyo!". Muy distinto fue el caso de Pepito, que desde su lanzamiento en 2001 tuvo una gran publicidad en camisetas de fútbol, pintadas en kioscos, promociones con pelotas de fútbol y computadoras... sin embargo fue una marca que vivió a la sombra de la histórica Minyo. La época de verano es su período de gloria, pero con los calores de San Juan puede ser esporádicamente cualquier momento del año el momento ideal para tomar un juguito así. Y con el calentamiento global al ritmo que va, es evidente que quedan muchísimos años por delante para estos juguitos de fabricación misteriosa pero muy adictivos...    

viernes, 3 de febrero de 2017

Cortá con tanta lectura... (1990)





Si estabas en 1990 y leer en pleno verano una revista Muy Interesante te parecía un embole absoluto, un personaje muy famoso del mundo publicitario podía aparecerte entre las páginas, irrumpiendo en medio del texto incitándote a huir hacia una pileta o balneario. Estamos hablando del inolvidable Fido Dido de 7up, el cual hacía apariciones esporádicas entre textos de ciencia, con comentarios como los que vemos en las fotos. Algunas de sus expresiones hoy podrían funcionar perfectamente como "meme" para comentar en redes sociales... qué divertido es ganarse la vida buscando incoherencias para rellenar alrededor de los trazos del personaje más emblemático de las gaseosas lima limón!

Crush on You

Por estos lados siempre la pronunciamos con U, pero en su sitio original se pronuncia con A. Ese nombre tan particular se debe, supuestamente, al sonido que se produce cuando se la destapa. Crush, esa conocida gaseosa de naranja, significa eso: apenas una onomatopeya. Creada inicialmente en EEUU en 1916 por la firma Schweppes Holding Limited, esta bebida es una sobreviviente de épocas prehistóricas de la gaseosa en el país. Supo vivir el auge pre-Coca Cola y convivir con marcas como Bilz o Bidú, saliendo airosa de ese período sepia. Sus inicios en su país de origen son bien conocidos y documentados, pero en este recorte de 1979 encontramos un poco de información inédita: cómo se gestó la llegada de Crush a la Argentina. Allí nos enteramos que llegó a 10 años de su creación bajo el increíble nombre de Kandy. Así es: traten de googlear Kandy y Crush y sólo les aparecerán anuncios del oportuno juego que lleva casi las mismas letras. Inicialmente se le decía "crashoransh" (Crush Orange) pero al igual que Colgate o Avon, Crush se argentinizó y su manera correcta de pronunciar es tal como se lee, sin presumir saber inglés. Aquella situación de crisis que comentaba la nota pudo sobrepasarse fácilmente, ya que Crush nunca salió del mercado nacional. Pero desde ese año supo tener varios cambios de dueño en sus filiales centrales, las cuales no afectaron inicialmente el mercado local. En 1980 P&G compra la marca para su fabricación sólo en territorio estadounidense, pero la vuelve a adquirir Shweppes en el 89, cuando ya se llamaba Cadbury Shweppes. El cambio que si se sentió aquí fue el de 1998, cuando Coca Cola se quedó con la producción de las gaseosas de Cadbury Shweppes fuera de USA, mientras que dentro de ese país la fabricación estaba bajo la tutela de DR. Pepper. Así, oficialmente desde 1999, Coca Cola produce la gaseosa de naranja e la que hablamos y el agua tónica Shweppes pero de a poco va haciendo desaparecer a Gini, aquella gaseosa nacional que era parte de Cadbury Schweppes. Crush es sinónimo de gaseosa de naranja (al igual que Fanta o Mirinda) pero eso no significa que haya venido otros sabores. En los 90 supimos ver la llegada de las Crush frutilla y uva, y de manera intermitente aparecen las Crush lima limón y la limonada. Alrededor del globo saben comercializarse los sabores Durazno, Frutos Azules (BlueBerries), Frutos Rojos, Cereza, Uva Verde, Ananá, la curiosa variedad "cremosa" (Cream Soda) y también productos como caramelos, chicles o tartas Pop Tarts con el relleno sabor a Crush Naranja. Llegamos a la actualidad, bastante más apagada que otros tiempos (cuándo vieron por última vez una publicidad de Crush?) pero increíblemente sobreviviendo. Desde hace un par de años su logo abandonó sus tradicionales letras redondeadas para pasar a tener letras bastante rectas, haciendo de su diseño algo más retro todavía. Sigue siendo una opción aceptable a la hora de elegir una gaseosa de naranja, aunque pierde si una Fanta o una Mirinda llegan a estar disponibles también. Crush tiene más años que Pritty, que Manaos, que Coca Cola, 7up o Pepsi en la Argentina y eso nadie se lo reconoce. No importa, el día que eso ocurra ella va a seguir saliendo, como lo viene haciendo ininterumpidamente desde hace 91 años. ¿Qué será más indestructible a un ataque nuclear? ¿Una Crush o las cucarachas?   

Fragmento de una nota de 1979 donde se puede observar cómo fueron los primeros pasos de la marca en el país, en los lejanos años 20...

Antigua publicidad en vía pública en San Juan (se presume de principios de los 70) donde puede observarse el logo clásico de Crush y el nombre de su distribuidora, hace años extinguida...

Etiqueta actual de Crush, con la bendición de Coca Cola escrita a un costado. Un extraño logo que parece más una pintada en la pared de un almacén (sin mucho sentido de las proporciones) que un logo oficial...

Yapa: ya que nombramos a Gini, aquí va una imagen de un antiguo cajón de esta gaseosa (fecha indeterminada) dado vuelta en el medio de una vereda en plena madrugada, presumiblemente porque alguien estuvo sentado ahí...

jueves, 2 de febrero de 2017

Más o menos de lo mismo























Quién dijo que está todo inventado? Aún existen empresas que lanzan algunas novedades (no siempre con el objeto de volverse un producto de producción permanente) para conseguir captar la atención de los cada vez más desencantados consumidores. Hoy ponemos el ojo sobre dos propuestas:

Por un lado, una novedad de parte de la gente de Talca: la soda saborizada. Al igual que la marca de gaseosas Nihuil el año pasado (sabores limonada y naranja), Talca lanzó esta línea de bebidas (sabores limón y pomelo) que promete hacer renacer el viejo y querido sifón, aunque obviamente descartable. La primera pregunta que surge al ver un producto así es: ¿Cuál sería la diferencia respecto de la gaseosa tradicional, si a fin de cuentas eso también es gas y azúcar? Supuestamente los sabores son distintos: apenas una esencia cítrica entre un bien fuerte gusto a gas. Todos los productos Talca suelen tener una gran aceptación por parte de sus consumidores (sobre todo cuando regalan vasos o platos juntando tapitas) así que hay una alta probabilidad que una idea así subsista en el corto plazo, pero decir que llegó para quedarse es aún muy prematuro...

Por otro lado, encontramos una vuelta de tuerca a un producto muy tradicional: leche chocolatada sabor dulce de leche Ilolay. Es una idea que ya se ha hecho varias veces (inclusive una versión en polvo del Nesquick hace más de 15 años) pero nunca para quedarse de manera estable, y es bastante probable que esta variedad de Ilolay también sea por tiempo limitado. Así que para los que les atraiga la idea, les hago este comentario: no se asusten por la idea de creer que es excesivamente dulce. Es un sabor bastante delicado, casi ni se siente. Pero como suelo estar acostumbrado a chocolatadas de sabor más intenso, puede ser una impresión mía que me resulte así de "aguada"...

Ya hay otras bebidas comentadas aquí en estos años que pasaron a mejor vida (como la Cindor con frutilla, de 2014) y otros que la pelean y siguen produciéndose, como los licuados de leche Seremix. Nos encontramos dentro de unos años para saber si estas creaciones duraron una primavera (o verano en este caso) o si se instalaron definitivamente.


martes, 31 de enero de 2017

Las Verdaderas! (1989)


No me vengan a hablar de Google, Trivago, ZonaJobs... si uno quiere buscar info comercial confiable y de calidad lo busca en... Páginas Amarillas!! (O Yellow Pages, como dice esta publicidad de Buenos Aires Herald de 1989) Qué mejor que ver la cara de satisfacción de María R Izquierdo para saber que efectívamente estamos ante "Las Verdaderas"...

lunes, 30 de enero de 2017

La forma del verano

Ya casi llega febrero! y todavía no encontraste manera de ponerte en forma! No te preocupes! para estas situaciones tenemos estas sugerencias de productos para adelgazar de los años 90, esa época en donde se forjó como nunca la idea de que si no sos flaco... no existís! Redicres de 1991, Stop Calory de 1996 y el infalible aparato para gimnasia DE 1998 AB Shaper... sólo disponible por Teve Compras! LLAME YA!!!!
  
   
Redicres, 1991

Stop Calory, 1996

AB SHaper de TeveCompras, 1998


Imágenes Retro

Durante décadas la marca que se nos pasaba por la cabeza para hablar de fotos (sobre todo durante períodos vacacionales) era Kodak. Era el nombre imprescindible a la hora de hablar de cámaras fotográficas y revelado. No era la única empresa que se dedicaba a ello pero sin dudas era de las más importantes y famosas, lo cual para muchos es sinónimo de prestigio. Existe desde 1892 pero su fundación original fue en 1881, cuando se creó en Nueva York la Eastman Dry Plate Company, una empresa dedicada a la creación, producción y venta de productos fotográficos. Sus fundadores fueron el inventor George Eastman y su mecenas empresarial Henry Strong. Hacia 1888 es que nace el nombre Kodak como tal, y muchas ideas rodean alrededor de él: clásicamente se decía que era el sonido que hacían las primeras cámaras de esta marca, otra dice que se trataba de una invención que no significa nada en especial; simplemente se trataba de un nombre creado que sonaba bien en cualquier idioma, junto a la letra K que era la preferida por el inventor Eastman. En 1888 aparecería por primera vez el rollo de papel fotográfico (en lugar del sistema de placas de cristal existente hasta el momento) pero también fueron apareciendo los primeros modelos de cámaras creadas por la compañía. Así, de a poco, fueron logrando que gran parte de la población mundial tuviera acceso a su propia máquina, algo que hasta esos años era muy selecto. Ya por aquél entonces las cámaras se vendían con 100 disparos disponibles, y una vez consumidos había que ir al correspondiente centro Kodak a entregar esa cámara, recibiendo una nueva junto con el rollo revelado. Algo sencillo de escribir pero para nada económico. A comienzos del siglo XX comienza su increíble etapa de expansión: comienzan a adquirir empresas del ramo de EEUU así como van inaugurando plantas de producción en otros países (como Inglaterra en 1891 o Alemania en 1921). A cada paso iban creando un nuevo modelo atrapante para los fanáticos de la fotografía: en 1895 la Kodak Pocket, en 1926 la película pancromática en blanco y negro, en 1928 la película Kodacolor, en 1934 la Kodak Retina, en 1957 el modelo de bolsillo Brownie Star, en 1963 las Instamatic (una cámara con casettes de fotografía! la que utilizaba Forrest Gump!) y en 1992 la llegada del CD que permitía la copia de fotos digitales. Esto no significa que haya sido una empresa que no haya pasado por traspiés comerciales: supo tener uno durante los años 80 tras la creación del Kodak Disc System: un innovador sistema en el que en lugar de rollo la cámara llevaba un disquito plano dentro de un cartucho que se retiraba como si fuera la batería de un celular. Pero no sólo se topó con una mala aceptación por el público en general sino con una constante en el mundo de la fotografía con el paso de los años: no hay con qué darle al sistema tradicional de rollo de película. Las fotos del sistema a disco eran de una calidad muy inferior al estándar, y algo así también fue ocurriendo con la lenta instalación del sistema de fotografía digital. En 1984 perderían la posibilidad de ser la película oficial de los Juegos Olímpicos de Los Ángeles en manos de Fujifilm, su principal competidora japonesa. En 1985 también perderían un juicio de 9 años de duración con Polaroid por plagio de diseño de cámaras de revelado instantáneo. En 1994 afrontarían el fracaso de la creación de la cámara digital marca Apple. Pero aún Kodak era una empresa súper famosa y exitosa y soportaba estos embates, situación que fue prefiriendo en estos primeros años del siglo XXI. Primero abandonaron en 2005 la fabricación de película en blanco y negro, en 2006 modificaría su histórico logo (una K roja sobre fondo amarillo a letras rojas y casi bordó redondeadas) y luego en 2009 su icónico rollo en colores. Ya para el año 2012 la situación no era para nada buena y entran en concurso de acreedores. Podría decirse que para la mayoría de la gente es una marca que ya no existe más. Pero continúa activa y reestructurándose, para volver al mercado vaya uno a saber cuándo. Han aparecido anuncios como el desarrollo de un celular con Android en 2015 o el increíble regreso de la cámara súper 8 en 2016, pero nada en concreto todavía. De donde nunca se fue es de la industria cinematográfica,  donde perdura aún siendo el principal proveedor de soporte para films. Ya hay una generación que se crió con otras marcas de cámaras en la cabeza (si es que llega a ver una cámara en su vida), pero en la memoria de muchos seguirá existiendo esta increíble empresa que es un poquito responsable de cada foto vergonzosa que vemos dando vueltas por la red… 

Ver para creer: en 1973 así se publicitaba Kodak haciendo hincapié en que atesorar los momentos en foto podía servir para evitar exagerar con los recuerdos…

Se acuerdan de esas increíbles publicidades de Kodak de los 80 donde había una canción para cada color? Aquí vemos la versión gráfica brasilera, de 1982. Unos siniestros personajes colorinches representaban todos los colores posibles que podía captarse con un rollo Kodacolor…

Kodak también supo meterse en el mundo de los libros, auspiciando colecciones de fotografías famosas, como en estos libros de la Enciclopedia Salvat, de 1986…

Hoy los proyectores digitales y la estandarización del Power Point los jubilaron definitivamente, pero hace muchos años tuvieron sus épocas de gloria: los proyectores de microfilms. Obviamente el de la foto es marca Kodak... de qué año será?

Encontrar el logo de Kodak en algún centro de revelado era la salvación para esa gente que vivía teniendo sus bolsos llenos de rollos de muchas épocas. Este sticker sobrevivió a esos años de esplendor, aunque en la actualidad el sitio donde se luce es sólo una librería…

Se terminan  las vacaciones de invierno, vayamos pensando en las de invierno: Kodak siempre estaba ahí ofreciendo promociones para máquinas y revelado. Aún en 1999 eran populares las cámaras a rollo, así que a muchos les habrá resultado atractivo este aviso donde aparentemente regalaban cámaras. Obviamente las condiciones de ese regalo no aparecen…


domingo, 29 de enero de 2017

Una marca sonriente


El mundo de los helados no es solamente Arcor, Frigor o Grido! También ha aparecido en los últimos años esta incipiente marca llamada Aloha, la cual como pueden ver en la imagen tiene un logotipo que esconde una cara sonriente. A la derecha vemos uno de sus productos: el Dooply, otra menra de vender el clásico helado de agua relleno de crema americana. No debe confundirse con una marca colombiana de helados que también se llama así. Aloha nació en 2002 después de que Arsama S.A. (nacida en 1996) diera un paso adelante en la producción de cremas heladas, luego de algunos años de estar produciendo helados bajo la marca Fresh. Es una firma oriunda de la provincia de Buenos Aires pero desde 2007 se aventuraron en la llegada a todo el país. Algo realmente positivo de Aloha es que se han preocupado en hacer que sus empaques y logos resulten atractivos: hay una grandísima cantidad de heladerías que espantan con sus nombres o dibujos tan poco estéticos. Entre sus productos hallamos: los GraniBom (bombón helado granizado), el WaiCup (como el Sin Parar), el Okono (como el Conogol), el Fruhu (como el Fruttare), el Maxiu (como el Magnum), el Scrum (como el EPA) Y también encontramos los mini vasitos Waikiki, el palito ChocoBana (sabor banana) y el Eero, que viene en forma de copa, bien grande. Recuerdo en 2014 haber visto una heladera de un kiosco llena con estos helados. Entre los que más me llamaron la atención era el helado de Hannah Montana, que era oficial y todo. Curioso que por esas fechas siguieran sacando productos con ese personaje de Disney, teniendo en cuenta que Miley Cyrus ya era quien era y de ese personaje naif ya no tenía nada. También son fabricantes de postres tamaño familiar (almendrado, bombón escocés, etc) y hasta de los baldes que comercializan las heladerías. Todo un imperio de estos productos tan cotizados en estas fechas. No recuerdo que haya existido alguna vez alguna publicidad de esta marca, salvo algún que otro afiche perdido en zonas turísticas de San Juan, pero nunca en pleno centro. Si tienen la oportunidad de probar un helado de estos, no se van a arrepentir. Se trata de una muy buena marca de helados, aunque durante estos 15 años de existencia (20 si se cuentan los aún más desconocidos Fresh) no realizó grandes campañas en ningún medio, a pesar de haber tenido licencias de Disney y todo...

viernes, 27 de enero de 2017

El rebusque de toda la vida


Seguimos sugiriendo productos refrescantes para este verano arrasador. En esta oportunidad relanzamos una bebida refrescante que jamás tuvo la oportunidad de conocer las aguas saborizadas o los energizantes: el jugo natural de pomelo Pindapoy de 1970, listo para ser tomado de la propia lata con sorbete, dándole un aspecto muy cocacolísticamente atractivo. Esta vez la idea de que se trata de jugo 100 x 100 puro puede llegar a resultar creíble. Tal vez lo que a nadie se le ocurriría sugerir hoy a la hora de vender es decir que este producto debe consumirse al desayuno. Mucha gente festejando en alguna pileta y listo, nada de sugerir en qué momento del día se desarrolla eso. Ya que hablamos del desayuno y siguiendo con Pindapoy, damos con una mermelada de naranja de 1969, algo muy tentador para ese niño rubio sonriente de ojos claros.. es imposible que sea malo! En el año 2014 llegué a encontrar una "coqueta dulcera de boca ancha" (tal como describe el aviso) de Pindapoy en el medio de la calle, junto a una gran cantidad de envases y revistas de la misma época (aproximadamente entre los 50 y 60). Lamentablemente estaba apurado para hacer un trámite. En menos de una hora volví a pasar por el sitio y ya habían pasado los basureros, dejando el lugar tan limpio que empezaba a dudar si lo soñé o realmente existió todo eso. El esplendor de la marca Pindapoy duró bastante pero las crisis inflacionarias de fines de los 80 fueron letales para su economía, dejando de existir oficialmente en 1992. Sin embargo, a mediados de los 90 la marca fue comprada por Bunge y Born, quienes sacaron al mercado jugos premium que tampoco duraron demasiado. El rastro de la marca volvemos a perderlo, hasta la llegada de la última imagen, del año 2006. En esa época apareció este aviso de mermelada, sin dar demasiados detalles. Curiosamente el diseño del logo y el slogan eran los mismos de los 90, pero la empresa pasa a ser otra. Como se deja entrever en el mail escrito abajo de todo, los últimos propietarios conocidos de Pindapoy resultaron ser los de Sweet Natural, una empresa que actualmente se dedica a la fabricación de mermeladas pero también (y principalmente) de miel. ¿Aún serán los propietarios de la marca o sólo fue una arriesgada estrategia que no rindió como corresponde? No se sabe. Por el momento el paradero de Pindapoy es totalmente desconocido pero es sabido que en cualquier momento puede llegar a reaparecer. Es cuestión de que su marca vuelva a dar los FRUTOS de antes... 

jueves, 26 de enero de 2017

Esta lata NO se autodestruirá (1994)


Las innovaciones que aparecieron en los 90 probablemente no las veamos nunca más. Un ejemplo de ello era esta promo de Pronto (lanzada en el verano de 1994) donde podías ganar una grandísima cantidad de premios... si la lata te hablaba! Encima podía volver a ser escuchado 50 veces (quién se puede habar animado a tal densidad?) siempre y cuando se esperaran 20 segundos entre cada escucha. Muchas curiosidades se desprenden de lo que aquí se lee: las latas con grabaciones se podían refrigerar y hasta humedecer igual que el resto de las latas comunes sin problema? habrán tenido un peso similar a las demás para no despertar sospechas? qué siniestra cosa podía llegar a pasar si se agotaban las 50 repeticiones de la grabación? Y la más importante: alguien alguna vez vio una lata de éstas? Sinceramente, puede considerarse un premio casi tan valioso como las demás cosas ver un avance tecnológico así. Curioso que aún no hayan aparecido latas de este tipo en Mercado Libre. Allá por el 2001 Bagley lanzó paquetes de galletitas Panchitas y Sonrisas en las que "saltaba" una galletita (con un resorte como salían en las publicidades?) y si eso pasaba ganabas premios, pero nunca se develó cómo se suponía que era el sistema. En la actualidad, con las redes sociales sería más sencillo rastrear a un ganador de una cosa así. En ellas suelen aparecer varias personas (y reincidentes) que publican las cosas que les regalan las empresas, sobre todo de galletitas, cuando llaman para quejarse de que les vinieron galletas deformes o cosas así. Volviendo a latas que hablan, en 2012 la marca de cerveza Becker (con un logo similar a la Bieckert argentina) lanzó en 2012 una promoción llamada "Encuentra a Raúl Roberto". La historia hablaba de un ser muy enano que se quedó atrapado adentro de una lata de la marca y uno ganaba algo si encontraba la lata donde se escuchaba una grabación del personaje en cuestión. Según pudo saberse, había una lámina fotosensible dentro de la lata que hacía que en contacto con la luz (había que tomar cerveza de día solamente?) se disparara la grabación.Pero los de Becker aseguraron que eso fue un desarrollo de ellos, es decir que no se habría utilizado la misma tecnología que el Pronto Shake. Otro dato adicional es que esas latas contenían agua y no cerveza.También en 2012 Brahma en Paraguay lanzó una promo similar. Y años antes la cerveza Miller lo hizo en EEUU. Pero bueno, en la Argentina han pasado 23 años de ese verano del 94 y las latas siguen sin querer volver a hablarnos.
(Aclaración, la segunda hoja de la publicidad al ser arrancada se comió la P de "probaste")...