El Gran libro de las Marcas fue una recopilación de envoltorios, envases, publicidades y avisos sobre muchos productos: golosinas, galletitas, chocolates, alimentos, bebidas, medicamentos, productos de limpieza, cosmética, perfumería, higiene, etc. Lo comencé en 2002 y lo terminé en 2006. Llegamos al 2012 y, 10 años después, y con las posibilidades de interacción de la actualidad, decidí retomar las colecciones para agrandarla aún mas. Con el propósito de compartir los logros realizados en esa vieja y en esta nueva etapa, se crea este blog. También será el canal de comunicación para todos los que se ofrezcan a vender cosas que ustedes tengan, y así agrandar la colección. Saludos y ojalá que lo disfruten!

viernes, 18 de agosto de 2017

30/100

Este pasado 17 de Agosto fue el cumpleaños de Fm La 100, la radio que originariamente comenzó a transmitir en 1985 con el nombre de fm 5 estrellas pero que adoptó el nombre actual desde 1987. Eso hace que este año se considere la fecha de su aniversario 30, específicamente el 9 de septiembre del 87. Por pertenecer al Grupo Clarín, esta radio también fue fuente de críticas sobre la manera por la que fue adquirida: luego de que el Grupo adquiriera durante los 80 a Radio Mitre (pero lo blanquearan públicamente recién en la década siguiente) en los comienzos del menemismo sumaron a La 100 junto con gente de su diario al frente del Canal 13 aún estatal. Además, hasta 1989 su director de programación era Hugo Di Guglielmo, el hombre que progresivamente desde 1990 y hasta 2001 fue el gerente del 13 ya privatizado. Supo tener ligeras transformaciones en su nombre: siempre tomando como referencia la idea de redondear su frecuencia 99.9 al número 100, supo llamarse Fm 5 estrellas, luego la 100 5 estrellas para luego denominarse brevemente Cadena 100 y finalmente, y como lo hace ahora, simplemente La 100. A pesar de estos leves cambios de nombre, su estilo fue bastante constante: una emisora bastante “cool” dedicada a los hits del momento, siempre delicada y que nunca cayó en volverse exageradamente confianzuda y costumbrista. Supo escalar popularidad desde principios de los 90 con la llegada de los éxitos latinos pero luego se fue adaptando a las modas de cada época, por ejemplo incorporando mucho rock nacional y recitales acústicos exclusivos para competirle a la Mega o sumando transmisiones especiales de música retro 80 y 90 cuando gran parte de las fm lo hacían, allá por los 2000. También tuvieron sus épocas de paradores en la costa y cd’s temáticos promocionales con su música más pedida. Con esos cambios y todo, desde hace décadas es una de las radios fm que siempre se encuentra presente peleando el primer puesto entre las más escuchadas: en algún momento la contienda se realizaba con la Rock & Pop, mientras ésta se caracterizaba por no ser tan frívola y mainstream como sí lo era la 100. A su vez, su propio estilo fue copiado para tratar de robarle su preciado primer puesto, tal como ocurrió algún tiempo con la Fm Pop, una suerte de La 100 mucho más vulgar, popular y chabacana… por no decir “grasa”. Su principal contenido, entonces, fue siempre la música nacional e internacional más popular (junto a sorteos y rankings) pero eso no significa que haya tenido conductores/locutores famosos a lo largo de su historia: por sus micrófonos pasó gente como Roberto Pettinato, Fabián Cerfoglio, Ronnie Arias, Ezequiel Deró, Sergio Lapegüe, Marcela Oviedo Monserrat, Maju Lozano, Guido Kaczka, Alejandro Pollo Cerviño, Luciana Geuna, Anita Martínez, Claudia Fontán, Nora Briozzo, Guillermo López y su más reciente incorporación Santiago del Moro. Como una manera de tender un puente entre estas dos fechas cumpleañeras, presentamos esta pequeña serie de publicidades en torno a esta radio ahora perteneciente al Grupo Clarín. 

Una primera imagen de 1994, en sus momentos de mayor e imbatible popularidad, con ese muy recordado logo todo cuadrado que le daba un aspecto de radio española o mexicana: cualquier país de habla hispana menos Argentina. Su slogan sorprendentemente es muy similar al que tienen ahora: “Vive con Vos”. 


Una segunda imagen de 2005, con su logo y slogan más recordados: simplemente “Poné música”.


La siguiente publicidad es de 2012, cuando también estaban de cumpleaños (número 25) y ya habían estrenado el logo y slogan actuales: “99.9 y vos”. Su figura central era, como lo venía siendo desde hacía mucho tiempo, Lalo Mir, quien se retiró a fines de 2016. 


La última foto es de este año, donde si bien estos dos detalles antes mencionados siguen vigentes, se ha incorporado el sub-slogan “Gente diferente, una radio diferente”.  Evidentemente seguirán las canciones y géneros evolucionando y quedando en el tiempo, pero da la sensación que la radio que desde hace 30 años se viene dedicando a eso no quiere perder vigencia ni estilo anglo-soft y promete seguir existiendo a pesar de todo. 

jueves, 17 de agosto de 2017

Primicias del Libertador (1997)


Como siempre, toda la info para lucirte este 17 de Agosto te la trae Anteojito y un número especial (de 1997) dedicado íntegramente a San Martín: sumplemento indispensable, ilustrativos stickers sanmartinianos y un fabuloso troquelado...

martes, 15 de agosto de 2017

Va como Limonazo (1984)


Hace unas semanas que La Serenísima estrenó un spot preguntando con qué cosas sus quesos combinaban a la perfección. Ante la pregunta de un locutor “va con tal cosa?”, algún chico gritaba convencido a la pantalla “Va!”. En 1984 el jugo de limón Minerva había hecho una campaña similar, recomendando que este producto distribuido por Cusenier (y hoy por Dellepiane) andaba con todo, inclusive indicando la zona geográfica de cada plato donde el limón mejor quedaba. Si tuviera que realizarse una campaña así de vuelta, de seguro que se animarían a jugar con la última sílaba de la marca para hacer algo al estilo “Miner-Va con todo…”  

domingo, 13 de agosto de 2017

Cómo va el mes? (1997)


Hace 20 años éstos eran los números de la tv abierta: Telefe estaba súper puntero y bien tranquilo, sin nadie cerca que le pudiera romper las pelotas del liderazgo. El 13, más preocupado por su guerra interna sobre si seguir como canal frío y de calidad o entregarse a las mieles de lo popular, tenía el segundo puesto despejado y sin nubarrones sólo para él. América demostraba que el vivo era también fórmula de éxito y ya había logrado quedar cuarto, pero aún no estaba todo dicho y estaba latente el salto hacia el tercer puesto, dejando bien atrás al comatoso y vetusto ATC, en una de sus peores épocas de contenido y audiencia. Por su parte el pobre 9, descorazonado, no encontraba el rumbo y de a poco sus números seguían cayendo y ya no representaba una amenaza para nadie. Justamente este gráfico de rating fue extraído de una revista Noticias donde ya se comentaban los rumores sobre la venta del canal. Si bien don Alejandro Romay negaba todo y prometía miles de programas nuevos, la realidad es que a las pocas semanas Canal 9 Libertad pasaba a manos de Prime Televisión…

sábado, 12 de agosto de 2017

La esponjex (1969)


Dentro de las interesantes creaciones del pasado que parecían venir de un futuro no muy lejano podemos encontrar este producto de Odex de 1969: esponjas de acero con detergente incluido para lavar ollas y sartenes. Y no cualquier detergente, sino detergente Avivex! Productos que por aquellos años se fabricaban en la Argentina y que si hoy se quisieran volver a comercializar llegarían importados vaya uno a saber de qué país. Sin dudas que Odex está muy íntimamente vinculada al polvo limpiador, aunque en otras épocas también su nombre estuviera en jabón y blanqueador para la ropa e inclusive en productos para la cocina. Su principal antecesor es el Puloil, ya comentado previamente en esta página, pero Odex logró sobrevivir varios años más que el antes mencionado. El cese de su fabricación en la Argentina en 2014 terminó con una era en la que su eterno fabricante, Colgate Palmolive, además de dentífricos y jabones de tocador era productor de artículos de limpieza y cuidado del hogar: un ejemplo de ese período eran los limpiadores líquidos para pisos de mismo nombre y el jabón para la ropa Kop, que también se dejaron de producir hace muchísimo. Este año Colgate Palmolive celebró sus 80 años en la Argentina y el pobre Odex ni estuvo mencionado. En Uruguay, en cambio, se lo sigue produciendo junto a los limpiadores líquidos marca Fabuloso. Sin embargo, no todo necesariamente está perdido para la pobre latita de cartón: en 2016 Colgate se desprendió de varias marcas que pasaron al Grupo Queruclor, los fabricantes de Querubín y Cuca Trap. La principal fue Polyana, pero también se quedaron con el talco Aktiol y con Odex.  En su página oficial no está anunciada su fabricación por ningún lado, pero si aparecen ofertas de mayoristas y fotos con fabricación en 2017, e inclusive con el mismo logo de siempre. ¿Aparecerá próximamente alguna publicidad alusiva al retorno de este histórico producto de limpieza? Es una incógnita, pero por lo pronto habrá que ponerse los guantes para lavar porque dudo mucho que estas esponjitas con detergente Avivex (marca que sigue existiendo en Colombia y Nicaragua) realmente no dañen las manos…

viernes, 11 de agosto de 2017

Deportes por la mitad (1986)


Falta poco para que termine la semana. Para que no te termine de golpear y lesionar, mejor utilizá un poco de pomada Salicrem. Sí, esa que vimos hasta el hartazgo como PNT en programas de la tarde junto a la pomada Manzan, la crema antifúngica Sinamida, el adelgazante Arceligasol y el jarabe Pulmosan. Pero nosotros no nos referimos a ésa sino a la versión retro, aquella que vemos en este aviso de 1986 y que no podía faltar en un bolso de entrenamiento de la época…

jueves, 10 de agosto de 2017

Un chocolate alado (1959)

En los años 50, tomar algo de nombre Águila podía significar algo más que chocolate...

Las Recetazas que proponía Águila para 1995, en un recorte de publicidad encubierta de Selecciones...

Marcas de chocolate hay muchas, y de chocolate para taza también, pero a pesar de la gran cantidad de nombres que hay el chocolate Águila sigue siendo el más famoso y su calidad se ha mantenido lo más que se ha podido. Las generaciones más jóvenes conocen la marca y le agarran cariño por ser la dueña de la Minitorta, mientras que los más veteranos saben que después de “Águila” aparecía el término “Saint”. Justamente nuestra primera imagen es un aviso de 1959 con ese nombre compuesto, el original y primogénito, junto a la histórica barra de chocolate la cual aún estaba pintada de otro color que no era el rosado. Detrás de ella aparecen productos que hace décadas dejaron de existir: café, yerba mate y té Águila Saint, todas bebidas apropiadas para disfrutar deleitando mientras se escuchaba el radioteatro de Nene Cascallar, o prepararse para salir a bailar con los Bailables Águila. Pero increíblemente la historia de esta empresa no arrancó con el chocolate, como uno supondría, sino con otra bebida: en 1880 Abel Saint abre una tienda dedicada a la comercialización de granos de café. Recién a la década de nacida, es que Saint abre una fábrica para empezar a producir su propia mercancía y allí aparecería nuestro querido amigo derivado del cacao y compañero de los submarinos. Otro hecho muy importante ocurriría en 1930, cuando se dedican a la fabricación de los helados Laponia, los creadores del Patalín (hoy parte de Frigor) y desde aquellos años hasta la década del 80 su diversificación estuvo dedicada íntegramente a la creación de golosinas para kiosco: así fueron apareciendo productos recordados como el chocolate Comprimido, el Patito, el Librito (con cuento incluído), el Cisco, el Express (en láminas/escamas), el bocadito Colibrí, los chocolatines homónimos o las Medallones de menta bañadas en chocolate. Fue durante esos años también (específicamente 1982) que Águila rediseña sus envoltorios y planea que su barra de chocolate se vuelva una aliada para las amas de casa y reposteras: recién en esa época el paquete pasa de amarillo anaranjado al rosado inconfundible actual, además del lanzamiento de baños de repostería, chips para decorar tortas y postres y demás delicias para la cocina. Una renovación de semejante envergadura tenía que tener una publicidad que debía estar a la altura de las circunstancias, y es así como quedó para la posteridad aquél aviso televisivo del hombre que quedó con piel negra de tanto comer chocolate desde que nació, publicidad como mínimo polémica para la actualidad pero que en su momento causó muchísima gracia. Otro gran cambio se produce en 1993, cuando Arcor compra la compañía y modifica su estructura para siempre: algunas de sus golosinas clásicas comienzan a desaparecer en detrimento de las de Arcor y se borra el nombre Saint. Para 1995 (el mismo año en el que se publicaron las recetas que vemos en la segunda imagen) se produce una interesante fusión: nacen las galletitas bajo esta marca, que no serían otras que las Maná y las Saladix, el primer producto salado de Águila. El nuevo Milenio iba a esperarlos con una creación inesperadamente exitosa. En 2002 nacen las especialidades Águila, una serie de 4 bocaditos bañados en chocolate: Barquillo, Bizcochuelo, Biscuit y Minitorta. Ésta última se convertiría en un éxito inusitado  generando su permanencia hasta el día de hoy e incluso una versión helada en 2006, que aparece en la primera imagen junto a la mini presentación individual del chocolate, ideal para quienes sólo quieren una taza y corren el riesgo de devorarse un paquete completo. Para el 135 aniversario, en 2015, Águila relanzó su histórico envoltorio y realizó una serie de avisos como el publicado, donde la dedicación a la elaboración de un postre era más importante que la terminación. Y de esa famosa barra se crearon cientos de ediciones especiales con fragmentos de historia argentina o hasta sobre turismo, como el creado por Mario Markik con fragmentos de toda la Argentina. Actualmente además del famoso alfajor y la barra clásica, se puede conseguir la variedad blanca (envoltorio amarillo) y la súper amarga con 60% de cacao en paquete negro como el de la foto, pero también aparece camuflado dentro de otros productos como los Butter Toffes o los productos Cofler. Eventualmente aparecen los huevos de pascua de la marca, así como la salsa para acompañar helados y las variedades rellenas de mousse, pasas, almendras, etc. Para alguien fanático del chocolate, de los alfajores o del submarino, es muy difícil no haberse topado con un producto Águila y con su inconfundible sabor, levemente constante con el paso de las décadas. Definitivamente, un chocolate alado (como el águila de su frente) que ha tenido la suerte de trascender las meriendas de generaciones, a pesar de estar elaborado sin leche. No tendrá la fama de Milka, Nestlé o Cofler, pero se ha ganado su público y aún tiene mucho camino por recorrer, nadando en alguna taza argentina…

Productos imperfectos para una marca que se autoproclama perfecta e irresistible (2015)

 
Frente de chocolates Águila de 2017, tradicional y extra fino.

Porque todos se deben quedar con la curiosidad, aquí aparece lo que se publicó en el dorso de los envoltorios de la imagen anterior.

Pasa inadvertido a simple vista, pero en los envoltorios que cuentan con comentarios de Mario Markik está representada una Argentina completa. Esta foto publicada en la red social de Águila debela el misterio. A mano derecha, un chocolate Cofler-Águila relleno de mousse...


miércoles, 9 de agosto de 2017

I got it Billiken (1997)


Hace 20 años, la mejor manera para aprender inglés no era por internet a distancia con una camarita web… sino a través de los tradicionales casettes y folletos con actividades, como los de este inolvidable curso de Billiken…

martes, 8 de agosto de 2017

Cremoso retorno (2000)


El regreso de marcas nacionales e internacionales continúa. En este caso va apareciendo de manera inminente aquella marca que ya habíamos anunciado a fines de 2016 que planeaba volver al país. Parmalat reapareció en el frente de un simple queso fabricado para Jumbo Retail, y que por ende comercializan otras empresas como Vea. Aún no se sabe si Lactalis (los franceses dueños actuales de Parmalat) va a regresar produciendo las cosas por su cuenta, o si va a comprar una firma argentina para ello: en marzo se dijo que se iban a quedar con Sancor, pero aún no se sabe nada de eso. Mientras esperamos que Parmalat comunique su retorno o lo publicite, recordamos un producto de su factoría muy poco recordado: la leche Plus omega, la competidora del SereCol. Era el año 2000 y aún a Parmalat le faltaba lo peor en su historia financiera y económica, pero increíblemente sigue existiendo silenciosamente en forma de queso cremoso…

lunes, 7 de agosto de 2017

Juventud desorientada



Pocos calzados nacionales generaron con el correr de los años tanta pasión como las zapatillas flecha: forman parte de los símbolos más recordados de la juventud de otras épocas. Es que su empresa fabricante, la mítica Alpargatas, era creadora de productos que marcaban generaciones y las Flecha fueron su respuesta para conquistar a los adolescentes y jóvenes adultos, aquellos que ya estaban cansados de andar usando calzado de cuero para todo y buscaban algo más cómodo. Con el antecedente de calzados que no precisaban cuero como las Champion o las Llavetex, en 1962 Alpargatas lanza al mercado las Flecha, su primer calzado elaborado con lona, suela de PVC y con su punta aserruchada característica, detalle que la convertiría en lo más recordado de su diseño. Modelos tuvo muchos pero definitivamente el más famoso se llamaba ½ Basquet (de tiro bajo) y representó siempre el modelo más conocido y vendido. A lo largo de los años 70 y un poco los 80 Flecha fue vinculada directamente con un producto de moda y juventud, y tenía publicidad de sobra para demostrarlo: no solo en los típicos avisos gráficos y televisivos, sino también como auspiciante principal del primer programa conducido por Juan Alberto Badía (llamado justamente Flecha Juventud) pero también apareciendo oportunamente sobre los pies de los principales músicos del país, como por ejemplo Charly García y Nito Mestre durante su era de Sui Generis, pero también sobre deportistas como el Beto Alonso en un partido en el que River jugó contra el Cosmos de New York en 1980 y lo tuvo que hacer con esas zapatillas. Justamente durante esta fructífera época se produjo un importante cambio en la estrategia comunicacional de Flecha, que sigue siendo motivo de controversia, una especie de mito publicitario: tras el golpe de Estado de 1976 su logo, que siempre fue una flecha apuntando a la izquierda, pasó a apuntar hacia la derecha, como si tratara de dejar un mensaje subliminal ideológico en esa transición. También modificó su slogan, que pasaba de ser simplemente “Juventud!” al menos recordado pero también potente “Va en tu mismo sentido”. Allá por 1996 los creativos de Flecha afirmaban para la revista Noticias que ese cambio fue mera casualidad, sin tintes políticos. Sin embargo, 10 años después Gabriel Garaffa (hijo de uno de los fundadores) revivió la polémica y afirmó que efectivamente el gobierno militar ordenó el cambio de logo para evitar suspicacias hacia el temible comunismo. La primer imagen es justamente una publicidad con el logo clásico, de 1978. El siguiente, que abarcaba varias páginas, ya era de 1983 y venía con el cambio incluido. Varios pie de página con el nombre Flecha, para que justamente cuando uno cambie de hoja siempre hacia la derecha, se refuerce la idea de que tanto marca como lector van en el mismo sentido. Llama la atención que en el primer aviso es la zapatilla lo más importante mientras que en el segundo caso casi ni se ven. Justamente a principios de los 80 el negocio de producir este tipo de zapatillas decayó fuertemente: mientras que en sus mejores épocas llegaba a producir un millón de pares mensuales para esos años el aluvión de productos importados les empezó a golpear, y transitaron períodos de inestabilidad de modelos y nombre: primero aparecieron las Flecha Jogger (con un diseño totalmente distinto al que las hizo populares, copiando las marcas más exitosas) y luego una triste transición hacia abandonar la flecha roja como logo: primero aparecía chiquita en los avisos para luego desaparecer definitivamente. La marca en sí no duró mucho más: para mediados de los 80 las Flecha desaparecieron del mercado, no sólo golpeadas por la competencia sino bastardeadas por su propio público: habían empezado a resultar anticuadas y dejaron de ser moda y símbolo de estar en onda. Se iban no sólo tildadas de viejas y feas, sino portar con el triste recuerdo de haber sido el calzado de los combatientes de Malvinas, en lugar de borcegos: definitivamente un calzado no apropiado para climas tan fríos. De esa manera la historia de esta zapatilla tuvo un parate hasta mediados de los 2000, cuando la moda por lo retro las reclamaba exhaustivamente. Distintos usuarios las comenzaron a comprar por Internet: cuanto más viejo y original el diseño, mejor. Zapaterías que se habían quedado con remanente de los años 80 de repente las volvían a vender como siempre. Es así como llegamos a 2006, cuando Kosiuko decide reflotar la marca y volver a producir modelos Flecha en serie. La situación de Alpargatas fue tan errática en los últimos años que entre los desprendimientos de marca que sufrió las Flecha dejaron de existir nuevamente: actualmente se encuentran más enfocados en imponer una marca japonesa de zapatillas llamadas Mizuno. Sin embargo, el negocio de la venta on-line de modelos antiguos y que quedaron dando vueltas sigue tan vivo como siempre. Es difícil volver a imponer una marca así en un mercado saturado con nombres extranjeros y con múltiples su-funciones y variedades, pero el instinto nostálgico de muchos fanáticos las siguen manteniendo vigentes de la manera más sincera: utilizándolas a diario a ver si es cierto que con ellas se corre más rápido y permanecés joven y despreocupado para siempre.

domingo, 6 de agosto de 2017

Festejo Alerta (2015)


Feliz cumple C5N! A pesar de pensar bastante diferente a cuando naciste, conseguiste tu lugar en el mundo de las noticias y un público bastante fiel a pesar de todo. Comenzaste siendo frío y serio como el azul de tu logo y te fuiste volviendo sensacionalista y estridente como el rojo de tus letras actuales. Igual, tu esencia de querer ser una copia a la gráfica de CNN siempre estuvo intacta. Costó y dolió pero te arriesgaste y cambiaste todos tus estudios para recibir este cumpleaños con otra cara, tal vez bastante parecida a tu rival TN pero que a muchos le gustó. Recordamos tu décimo aniversario con esta publicidad de 2015, cuando anunciaste de manera exultante que eras el líder absoluto en varias franjas… el verdadero ganador por amplia diferencia!

sábado, 5 de agosto de 2017

Una vaca en el desierto (1960)


San Juan, la tierra del vino y la minería por sobre todas las cosas… quién puede llegar a pensar que  alguna vez se quiso innovar produciendo leche? Pero así fue, y durante algunos años existía la empresa que vemos pintada en este almacén: Se llamaba LactoSanJuan, y como la misma imagen afirma, era la primera y única pasteurizadora en la provincia. Formaba parte de la denominada COPROLE (cooperativa provisión de lecheros) y fabricaba leche, dulce y también yogur. Aproximadamente nació en los 60 y desapareció durante los años 90. Recuerdo una curiosa anécdota sobre esta marca: mi jardín de infantes visitó la fábrica, en la típica salida a tambo tan propia de esa etapa educativa. Estábamos todos emocionados viendo cómo se iban juntando los sachets llenos supuestamente con yogur de frutilla, y de repente… nos invitaban a que sacáramos varios cada uno ya que nos los regalaban! Una gran alegría llegar a mi casa y ser de los pocos que llegó con dos sachets que habían sobrevivido a golpes y pinchazos malintencionados que sí habían sufrido compañeros. Y cuando llegó el momento de abrir los sachets (con la desconfianza de mi mamá de que tomara algo que hacía rato estaba fuera de refrigeración) nos llevamos la tremenda decepción de que estaban llenos de agua. La empresa, que ya estaba en las últimas, sólo nos regaló la ilusión del envase…

viernes, 4 de agosto de 2017

Señal divina (2007)


Hace 10 años la gente no rezaba por el Papa Francisco, sino para obtener un flamante celular Motorola como los publicados aquí: un W220, un K1, un L6 o un L7, por ejemplo. Los ángeles no tienen espalda pero tampoco bolsillos para guardar su teléfono modelo V3 con su icónica tapita. Se ve que en el cielo no hay problemas de señal… 

jueves, 3 de agosto de 2017

Yo conozco a Berugo (1996)


Sin dudas el carisma y ángel del uruguayo  Berugo Carámbula le permitieron ser la cara de numerosas firmas prestigiosas: a lo largo de los 80 fue una de las figuras del Club de Anteojito, de 7up en Uruguay, juguetes Galgo del Topo Gigio, del local Ciudad del Mueble y hasta de  la supuestamente novedosa “aguasoda” de Ivess. Sin embargo, en los años 90 pudo fusionar su talento como conductor junto con su éxito para anunciar y dar origen a un programa que salía por las tardes de Canal 9 y que se resumía a una larga publicidad dedicada al supermercado Coto: hablamos de Clink Caja, un ciclo que un 3 de Agosto de hace 21 años recibía la crítica por parte de Pablo Sirvén para la revista Noticias. El nombre del envío hacía referencia al término criollo que se utiliza cuando se habla de dinero que alguien cobra por algo en particular, imitando la onomatopeya de una caja registradora. Coto y supermercado argentino suele ser considerado un sinónimo bastante aceptado por muchos, aunque no se trata de una marca federal que esté en todo el país: en ese sentido, las multinacionales francesas le ganan cómodamente. Comenzó siendo una cadena de carnicerías (de ahí que su logo parezca un costillar?) en 1972 pero en 1987 inauguraron su primer cadena y desde entonces es el rubro por el que más se destacan. El origen de su nombre no es ningún misterio: es el apellido de su fundador Alfredo Coto, un personaje que siempre ha logrado codearse con las distintas presidencias que supo tener el país, apareciendo también como noticia en varias oportunidades como haber figurado en los Panamá Papers o haber recibido denuncias por evasión fiscal en 2014 pero también durante la emisión de Clink Caja, tal como quedó plasmada en la nota. Esta imagen ambigua de la compañía no logró opacar el ciclo de juegos de Berugo, que a pesar de haber sido bastante previsible y naif en mucho de su contenido, lograba excelentes resultados a nivel audiencia, ganándole a Telefe y Canal 13 con holgura. El estudio se asemejaba a un supermercado (con zona de vinos y todo), había una tribuna azul y una roja que hinchaban cada una por un participante de los dos que jugaban en el estudio (también se jugaba por teléfono) y sus actividades eran bastante sencillas: adivinar el contenido de copas, precisar lo más que se pueda el precio de un producto, correr una carrera con changuitos y cumplir determinado listado de productos, ser sorprendido por una cámara oculta comprando en un local Coto… y si bien sus premios eran bien variados, uno de los más sencillos y tentadores se veían al final del programa: llevarse de las góndolas lo que uno quisiera mientras corría un minutero. Esta agradable rutina se volvió rápidamente repetitiva y densa hasta para el conductor (que confesó que no le dejaba hacer mucho extra y le empezó a aburrir) y tras 6 meses de ser estrenado pasó a mejor vida. Berugo siguió conduciendo programas de juegos en América (llegando a conducir incluso las primeras emisiones de Hacete la América antes que Sofovich lo hiciera) y Clink Caja pasó al recuerdo en muchos casos como un programa bastante mediocre e intrascendente. No tuvo el lujo de ser el primer programa que reprodujera la mecánica del supermercado en tv (ya lo había hecho en los 80 Sume y Lleve, que tal como afirma la nota eran del mismo productor) y tampoco lo tuvo para ser el último de su rubro: en 2001 Fernando Bravo condujo en Canal 13 Vos Elejís, con el auspicio de Jumbo. Sin embargo, a pesar de tener tantas características en contra, debo confesar que me gustaba muchísimo y no me lo perdía: esperaba con ansias que Mirta terminara de almorzar para ver este mercadito televisivo. Un ciclo que tenía su chispa y que el canal Volver podría repetir alguna vez… se pensaron que me iba a olvidar de la notita del costado? Se ve que en 1996 aún se le podía engañar a los medios diciendo que guardaban material de todos los canales…

miércoles, 2 de agosto de 2017

El aperitivo de la hermandad (1970)


En los dibujitos animados siempre los festejos sobre la llegada de un bebé a la familia lo sabían festejar con habanos, pero en esta publicidad de 1970 aseguraban que todos sus integrantes brindaron con anís 8 hermanos en distintas combinaciones. Ya no es el único de su área, pero su nombre y sobre todo su logo y botella siguen siendo inconfundibles: azul y roja, versiones dulce y seco respectivamente. Dicha estructura se ha mantenido de manera bastante inalterable prácticamente desde su fundación en 1916 de la mano de Antonio Freixas, el apellido que aparece como productor en el aviso. Este emprendedor ya había tenido éxito en el país con la importación de aceite de oliva marca Bau desde su España natal, concretamente desde Terragona. Su nombre completo y original era “Anís de los Ocho Hermanos” y según relata Ariel Lombán el presidente de la época, Victorino de la Plaza, recibió la primera botella de anís que produjo la compañía. Otro hito importante en la historia de la marca ocurrió un tiempo después, en 1921, cuando son autorizados para ser considerados los proveedores del rey Don Alfonso XIII de la casa real española. Luego del fallecimiento de don Atonio la empresa siguió a manos de su hijo José Freixas, quien se encargó de hacer crecer la marca aún más, por ejemplo comenzando a producir en el país el licor Cointreau y los vinos Michel Torino. Siete años después de la publicación de la imagen de hoy se produce un gran cambio: Ocho Hermanos pasa a ser fabricado por Cusenier (los mismos productores del licor Tres Plumas), un nombre muy presente en la cultura coctelera argentina pero que hoy es conocida bajo el nombre de Pernord Ricard Argentina: esa empresa había comprado a Cusenier en 1976 y en 2001 pasaron formar parte de la canadiense Seagram, dueños actualmente de, entre otras cosas, Havana Club, Absolut Vodka, Chivas, Mumm, Blenders, Graffigna, Colon, Ballantine’s, fernet Ramazzotti y la lista etílica sigue eternamente. Ocho Hermanos dejó de ser el sinónimo de anís para volverse una marca importante en su sector, pero no la única. La bebida obtenida de las semillas de anís tampoco es tan popular como en otras épocas, y tiene actualmente el mote de “bebida de viejitos”, pero continúa siendo la preferida de muchos. Lo que aún queda por saberse con seguridad respecto a esta marca es el sentido de su nombre: ¿tendrá relación con el Circuito de los Ocho Hermanos de la Quiaca? Esa parte nunca fue aclarada de manera oficial. Seguiremos pensando en esto último mientras pensamos qué gusto tendrá mezclar anís con gaseosa como afirmaba el anuncio…

martes, 1 de agosto de 2017

Un regreso recopante (1985-2017)


Entre las grandes satisfacciones que ha podido darnos esta página en sus 4 años de vida se encuentran los grandes regresos de marcas de antaño, las cuales por alguna que otra razón habían dejado de existir. Desde 2013 El Gran Libro de las Marcas documentó los regresos efectivos de marcas como el jabón Granby, el alfajor Suchard, los helados Patalín y Cola de Tigre, los chocolates Lila Pause y Nussinni, la barra Smack, el detergente Vencedor, el jugo Suin, la marca del patito Sandy (no como postrecito sino como chocolatada), la gaseosa Guaraná Antartica, el desodorante Odorono, la Bola Loca, las vainillas Capri y hasta los BayBiscuit. A su vez, se pudieron registrar regresos fallidos e incomprobables como los DinOvo, Pumper Nic o Casa Tía. El último eslabón de esta cadena lo habíamos publicado la semana pasada con las salchichas del frigorífico CAP, pero lo que ha sucedido ahora definitivamente nos dejó con la boca abierta. De sopetón, y sin campaña sorpresa ni nada, Arcor anunció en sus redes sociales que volvían a fabricar el chocolate Graffiti. Así como lo ven: el súper clásico chocolate relleno de obleas rellenas otrora fabricado por Bagley vuelve en 2017 a los kioscos de la mano de Arcor y su marca de chocolates Cofler. Aquella golosina que nació en 1985 como una copia nacional del Kit Kat había desaparecido a fines de los 90, luego de que Danone (dueña absoluta de Bagley entre 1994 y 2004) relanzara el producto durante esa década. A partir de allí nacería el mito, y los sucesivos productos de interactividad del Internet (primero los foros, luego los blogs retro y al último los grupos de Facebook) que lo mantendrían siempre vigente y preguntándose constantemente por qué desapareció. Desde que Arcor empezó a controlar a Bagley junto con Danone en 2004 y se viera que se desempolvaban grandes productos de otra época (como los alfajores Blanco y Negro y las Tentaciones Mousse) la idea de reflotar este chocolate con obleas siempre anduvo dando vueltas entre sus fans, pero a mediados de 2015 ocurrió una maniobra que obligó a Arcor a reaccionar: Nestlé Argentina comenzó a importar el original Kit Kat, aquél chocolate nacido en 1935 en Inglaterra de la mano de Rowntree Limited, una compañía que desde 1988 pertenece al gigante Suizo. Dicha barrita traída de Brasil cuesta actualmente por arriba de los 20 pesos, pero el nuevo-viejo Graffiti cuesta bastante menos, entre 15 y 18, y es industria argentina. Se desarrollará ahora una dicotomía entre los jóvenes consumidores sobre si comer el original-más caro o la imitación-nacional. Para ayudar a despejar esa duda, decimos que ambos tienen un sabor casi idéntico, que por otra parte es muy rico y no decepciona. Será el turno entonces de una nueva generación que puede acceder a este chocolate: la primera fue la de los 80, época en la que salió aquella publicidad con el jingle que decía que era ideal para regalar “al flaco o la flaca que a vos te re copa”. La segunda vino en los 90, con otro aviso donde una chica en una biblioteca escribía su número de teléfono para un chico dentro de un envoltorio de Graffiti. Y ya podemos ir viendo según el fondo de la foto de Cofler para dónde puede ir dirigido el nuevo producto. Y para finalizar, no se puede dejar de mencionar uno de los comentarios publicados en el Facebook de la marca, donde alguien además de publicar el envoltorio de los 90 (el de la izquierda es el original del 85, el de la derecha el de 2017) pide por otra golosina legendaria de esos años, y obtuvo una respuesta bastante inquietante… cómo seguirá esta historia? Todo parece indicar que continuará en el próximo choco-episodio… 

lunes, 31 de julio de 2017

Hobbies del futuro (1991)


Ya está por comenzar agosto, y si sienten ganas de querer aprender algo productivo y nuevo no se pueden perder el nuevo curso de Video Grabadores (teoría y práctica) de Editorial Quark, la misma que edita la revista Action Games. En una sola edición todos los formatos y todas las dudas, con el responsable de la enciclopedia Saber Electrónica a cargo. No se olviden! Aparece en el próximo mes de Agosto de 1991…

domingo, 30 de julio de 2017

Refrescantes centavos (1942)


Hoy me encontré 10 centavos y no sabía qué hacer con ellos. Decidí hacer una inversión y comprarme un jabón Maizal, tal cual se ve en este aviso de 1942. Contiene aceites argentinos ricos en vitaminas y un instructivo bien preciso sobre cuándo utilizarlo para obtener los correctos beneficios de su método de belleza. Semejante cutis ideal no podía no contar con el apoyo de La Fármaco Argentina, los mismos creadores de Veritas… los iniciadores de la industria de jabones de tocador en el país!!!

sábado, 29 de julio de 2017

El plato del día (1998)


Hoy ya es 29 de julio (aunque no sea miércoles) y como un servicio más a la comunidad les ofrecemos la infaltable receta de ñoquis, en este caso con salsa de pollo y azafrán, del año 1998. Y como no podía ser de otra forma un plato bien rico hay que hacerlo con queso Mendicr… cómo que es marca Mendicrim pero no es queso? Evidentemente supo venir ricota Mendricrim (tanto entera como descremada) cuando la marca era controlada por Nestlé pero por esas cosas de la vida sólo recordamos el producto clásico, mientras que esta variedad ricotera pasó al olvido… 

viernes, 28 de julio de 2017

Tiempos y virus violentos (1961)


Decir que “Todo tiempo pasado fue mejor” es bastante relativo. Hoy por suerte ya no hace falta advertirles a los padres que se vacunen ellos y sus niños contra una enfermedad tan terrible como la polio, como se ve en esta propaganda de Alpi (Asociación de Lucha contra la Parálisis Infantil) de 1961. Hoy la querida Sabin sigue en el calendario fusionada con una vacuna inyectable llamada Salk y la enfermedad mundialmente casi erradicada. La última epidemia registrada en la Argentina fue en 1984…